Tener unas llantas en buen estado no sólo te ayudará a que tu carro mejore el desempeño, sino que te disminuirá el riesgo de tener accidentes.

Descubre cuándo es oportuno cambiar las llantas de tu carro:

1. Observa con atención los neumáticos

Si notas que el diseño de la parte superior de la llanta se encuentra completamente liso, debes cambiar el  neumático de inmediato.

2. Protuberancias en los laterales

Revisa que tus llantas no tengan protuberancias en la parte lateral que comprometan la estructura y su adecuado funcionamiento, de ocurrir esto acércate a nuestro taller para que expertos revisen el estado de la llanta. 

En la mayoría de los casos es recomendable cambiar la llanta, pues estas protuberancias indican que los hilos internos se han separado y se está afectando la estructura del neumático.

3. Mucha vibración

La causa por la cual las llantas de tu carro vibran pueden ser muchas cosas, ya sea por la falta de alineación y balanceo, o la suspensión esté empezando a fallar. Pero puede indicar también que hay algo mal dentro de un neumático o incluso si éste no es la fuente del problema, la agitación lograría dañarlo.

4. Demasiado viejas

Si las llantas de tu auto  no se han cambiado en 5 o más años desde la fecha de fabricación, Casa Británica te recomienda cambiarlas por unas nuevas, aunque parezca que se pueden utilizar y no hayan llegado al límite legal de desgaste de 1,6 mm, pueden causarte contratiempos en carretera.

Para que tus llantas duren más…

  • Hacer periódicamente la alineación y balanceo.
  • Revisa el manual de tu carro y conoce la presión óptima de las llantas.
  • Evita dar vueltas o curvas rápidamente.
  • No manejes sobre el borde del pavimento, agujeros o sobre cualquier otra obstrucción.
  • Evita frenadas bruscas.
  • Evita los golpes en las llantas, los huecos son el factor principal de daño en las mismas.