Logo Renault
Logo Renault
Menú Hamburguesa Casa Británica

El Team Casa Británica convierte un vehículo familiar en un auto para competencias.

El automovilismo con el paso del tiempo va tomando más fuerza, en el momento existen diferentes modalidades con características particulares, el más popular e incluso aspiracional es la Fórmula 1 reconocida a nivel mundial, sus competencias son conocidas como “Gran Premio” y se realizan en autódromos, sin embargo, en algunas ocasiones se improvisan circuitos callejeros que las hacen más atractivas y cercanas para sus seguidores

Prototipos es otra modalidad que consiste en vehículos diseñados especial y únicamente para competencia; y la categoría de Turismo que consiste en vehículos comerciales adaptados, donde participa nuestro Team Casa Británica; con el icónico Renault Logan que, aunque fue diseñado para ser un auto familiar, su potencia y ergonomía permitieron convertirlo en un vehículo de competencia.

En Colombia el campeonato se llama TC 2000, para que un auto pueda participar debe cumplir con un número de unidades vendidas por año. Después de ser aprobado por la Federación colombiana de automovilismo se les hacen modificaciones para cumplir con el reglamento.

En estas competencias los vehículos deben tener un motor de 2 litros, dentro de sus reformas principales está la reducción de peso, rigidez del chasis, postura de la jaula de seguridad, cambio de suspensión, entre otros. En estas carreras participan por lo menos de 20 carros por cada una de las categorías.

En el Team Casa Británica nos representa el piloto Michael Lamb un Ingeniero Mecánico con maestría en Mecánica Automotriz, aficionado por los vehículos y la velocidad. El automovilista nos acompaña desde 2016. Previo a una competencia nos cuenta cómo fue su proceso para llegar al punto donde está hoy.

Lo primero es tener una licencia especial, esta se entrega después de aprobar un curso avalado por la Federación Colombiana de Automovilismo donde los pilotos conocerán los diferentes reglamentos e incluso algunos tips de conducción dentro de la pista.

Después de esto, se debe modificar el Renault Logan o el vehículo participante para hacerlo un carro apto para competencia, inicialmente se elimina del auto todo aquello que no cumpla una función, hasta llegar a un peso mínimo reglamentario que es 900 kilos.

El Logan de Michael pesa aproximadamente 1200 kilos, incluyendo el conductor. Para realizarle la disminución del peso se eliminaron plásticos, sillas de pasajeros y copiloto, las compuertas, guanteras, algunas partes negras, entre otras.

La seguridad es fundamental, así que se realiza el montaje de una jaula que se compone de una estructura metálica para proteger al conductor en caso de volcamiento, esto debe cumplir con una homologación.

Se hacen cortes de energía para desconectar la batería desde el exterior, al extintor se le hacen dos líneas de acceso para activarlo por el piloto y por los comisarios en caso de emergencia, que son los encargados de auxiliar el piloto.

Se modifica la suspensión para que quede más rígida, se baja la altura del vehículo tanto como sea posible, y en el motor se modifica el escape, inyección programable y se convierte a 2 litros. Se cambian algunos elementos de lugar para dar un peso uniforme; el objetivo es que distribuya 50% en el eje delantero y 50% en el eje trasero, de tal manera que el peso más grande que lleve sea el piloto. Se hacen adaptaciones en los pedales para que la silla del conductor pueda estar más atrás de lo habitual.

Estás modificaciones son un proceso largo, en este caso la transformación empezó en febrero del año 2016 y en septiembre del mismo año ya estaba apto para competir, sin embargo, siempre hay algo que mejorarle como dice Michael.

A pesar de ser un deporte de alto riesgo los autódromos están creados para no poner en peligro la vida de los participantes, igualmente toda la indumentaria está diseñada para la protección y debe ser validada por la federación.

Actualmente las competencias se llevan a cabo en el autódromo de Tocancipá, en Bogotá, Michael espera que por lo menos a mediados del año 2023 se pueda tener listo el de Medellín y ser una ciudad competitiva y más vista en este deporte.

El Team Casa Británica viaja con aproximadamente ocho personas, todos aficionados al automovilismo, el vehículo es trasladado a Bogotá en niñera antes de cada competencia, Michael se prepara para cada carrera manteniendo un buen estado físico y descansando muy bien antes de la competencia. Cuenta con el respaldo de su familia, una esposa que ama la adrenalina y unos pequeños que cada día le siguen más los pasos.

Te invitamos a seguir toda la adrenalina del Team a través del canal capital o por nuestras redes sociales Instagram y Facebook @casabritanica.

Publicaciones Relacionadas