Ya sea por desconocimiento, por olvido o por afán, muchos conductores no usan correctamente las luces direccionales de su vehículo, encuentra aquí algunos consejos para usarlas correctamente

Con el paso del tiempo, y porque creemos que por ser conductores con experiencia  ya no es necesario ser precavidos,  muchos olvidamos la importancia de usar oportuna y correctamente las luces direccionales de nuestro vehículo, y sólo hasta que causamos un accidente de tránsito es que nos damos cuenta que usarlas no es una opción, sino nuestra obligación como buenos conductores.

Aquí algunos consejos para usarlas correctamente:

  • Girar un vehículo y cambiar de carril no son maniobras que deban tomarse a la ligera. Por eso: antes de realizar un giro o cambio de carril, reduce la velocidad, indica la dirección correcta y una vez realizado el giro apaga la direccional.
  • Recuerda que el solo hecho de prender las direccionales no asegura un giro seguro. Primero observa por el retrovisor si tienes la vía libre para hacerlo, revisa el punto ciego y realízalo con precaución.
  • También es importante observar el paso de ciclistas y peatones por donde se va a realizar el giro.
  • A la hora de realizar un sobrepaso por carretera, utiliza las direccionales antes y después del mismo. Esto indica a los demás conductores la maniobra que vas realizando.
  • Así circules por una vía aparentemente solitaria, pon las direccionales. Aprende a utilizarlas como un acto natural, necesario y vital de la conducción.
  • Revisa constantemente que las luces direccionales funcionen correctamente  en caso de avería, cámbialas inmediatamente. Recuerda que es por tu seguridad.

Recuerda que un conductor preventivo “lee” lo que está pasando en la vía y se anticipa  a los movimientos y maniobras  de los demás. Esto evita una colisión o accidente por causa de otro conductor que olvidó cómo usar las direccionales correctamente.